Etiquetas

, , , , ,

Primer intento de logotipo para una escuela de adiestramiento canino. Fue rechazado de inmediato. La idea no gustó y, a pesar de reconocer que tenía “calidad”, se cayó desde el principio. Bueno, por lo menos sirvió para practicar el efecto “metal” en vectorial.

Segundo intento. Fue el que más se ajustaba a las necesidades y gusto del cliente pero, al final, tampoco pudo ser. Eso si, aprendí varias cosas sobre cómo no acercarte a un perro.

Anuncios