Etiquetas

,

Desde mi punto de vista, no deja de ser una curiosidad más. Lo más probable es que el que la reciba, se la coma y te pida otra porque se le olvidó guardar la cáscara en el tarjetero.

Para el que le pueda interesar, la empresa japonesa que se dedica a hacer estas cosillas se llama Arigatou, y usa una tecnología de grabado láser de alto grado de carbono, o algo asi, (al aparatito le llaman “Shiawase-kun“), para imprimir sobre materias orgánicas como alubias, arroz o cacahuetes.

El coste de impresión es algo más que el de unas tarjetas normales, 150 unidades saldrían unos 50$.

Si alguien se anima a imprimir sus datos sobre, por ejemplo, un txuletón,… Que me mande una!

Anuncios