Etiquetas

, , , , , , , , , , ,

Tanto al creativo que se le ha ocurrido “esto”, como al cliente que lo ha pagado, habría que darles el premio al mal gusto. Creo que puede competir (,,, y ganar) en el concurso al peor anuncio del año. La empresa anunciada no merece ni un link,… por asquerosos!