Etiquetas

, , , , , ,

Lo que hace Jim Denevan crea una frontera difusa entre lo que es arte y lo que no. No soy amigo de que los críticos o los Medios me digan lo que tiene o no valor artístico. Prefiero juzgarlo, o mejor dicho, sentirlo, sin influencias externas de supuestos intelectuales que se ganan la vida diciendo lo que es tendencia o lo que tienes que pensar, sentir y opinar.

Un arte tan simple y natural como pasear por la playa con un palo. Inofensivo y efímero, esperando la marea para desaparecer. Aquí radica parte de su belleza, en la naturalidad y falta de intereses “impuros” más allá del disfrute del momento de realizarlo. Puro “surf art”, con la intervención de los elementos naturales participando en la creación y destrucción de la obra. En la acción es donde está el valor artístico, las fotografías son un registro que, además, puede ser expuesto y comercializado. De algo hay que vivir…

Definitivamente, el resultado -inmortalizado en forma de fotografía- me gusta. Si hay que ponerle una etiqueta, sería “arte natural” o “Land Art”.

Si alguien dice que lo que hace Jim Denevan no es arte será porque no se le puede poner precio  y, una vez más, se confundiría el valor artístico con el valor económico. El eterno debate.