Etiquetas

, ,

A veces (no las suficientes) la publicidad se dedica a causas que merecen la pena y, como en este caso, el resultado merece la pena. Una campaña llamada “rise above plastics” contra los desechos de plástico en el mar. Por supuesto apoyo esta iniciativa, pero resulta inútil frente a la hipócrita la reacción por parte de los principales generadores de estos desperdicios, las grandes superficies y los grandes productores de alimentos.

Anuncios