Etiquetas

, , , , ,

El sábado pasado tuve la suerte de encontrarme esto aparcado en la salida de un centro comercial. Un clásico como éste siempre llama la atención, sobre todo si lo ves en rojo e impecable, vamos, recién salido del tren de lavado. Pero cuando me acerqué y pude ver con más detalle la “restauración” a la que había sido sometido, mi sonrisa se cayó hasta el suelo.No puedo entender como alguien con los medios, el tiempo y los conocimientos para poder restaurar un coche asi, opta por customizarlo y convertirlo en otro que desluce la base original que, para mi, es lo que le da valor. En fin, seguro que hay alguien a quien esta versión le parece “una pasada”. Para gustos…