Me encantaría probarlo, aunque tiene pinta de ser bastante más peligroso de lo que parece.🙂